Como todos los años, se ha procedido a modificar el valor catastral de algunos bienes inmuebles. 

Este cambio tiene una gran importancia, ya que la modificación de los valores catastral repercute en otros impuestos. Por ejemplo:

  • En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en materia de imputaciones inmobiliarias, el valor catastral es la base sobre la que se calcula la renta estimada respecto a los inmuebles que se encuentran vacíos o a disposición de tu propietario. Si aumenta el valor catastral se incrementa la imputación y aumenta la cuota final del impuesto.
  • En el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones el valor del ajuar doméstico se calcula utilizando el valor catastral de la vivienda habitual. A mayor valor catastral, el valor de la vivienda habitual se incrementa y, con ello, la cuota del impuesto.
  • En el Impuesto sobre el Patrimonio, el valor catastral es uno de los métodos de valoración del patrimonio inmobiliario.

A modo de resumen, la actualización se ha efectuado de la siguiente manera:

  • Municipios cuyo año de entrada en vigor de la ponencia de valores se situó entre 1984 y 1988: En este caso, el coeficiente de actualización se fija en el 1,05.
  • Municipios cuyo año de entrada en vigor de la ponencia de valores se situó entre 1989 y 2003: En este caso, el coeficiente de actualización se fija en el 1,03.
  • Municipios cuyo año de entrada en vigor de la ponencia de valores se situó entre 2011 y 2013: En este caso, el coeficiente de actualización se fija en el 0,97. Esto supone en la práctica una rebaja del 3%, puesto que los valores estaban fijados en niveles en que aún no se había desinflado del todo la burbuja inmobiliaria.

 

Capitales de provincia donde se revisarán los valores catastrales en 2020

 

Las capitales de provincia en las que se revisarán al alza los valores catastrales son Girona (cuyos valores eran del año 1990), Córdoba y Valladolid (desde 1995), Cádiz, Palencia y Teruel (desde 1996), A Coruña, Jaén, Granada y Logroño (desde 1997), Lugo y Valencia (desde 1998), Huelva (desde 2000) y Huesca, Sevilla y Tarragona (desde 2001). 

El proceso para la actualización de los valores catastrales se inicia a solicitud de los ayuntamientos. Aunque los ayuntamientos no incrementen el tipo del impuesto, en la practica supone una subida del IBI, al aumentar la base imponible del tributo municipal.

Debido a la transcendencia que tiene el aumento de los valores catastrales la pregunta es clara: que puede hacer el contribuyente? La respuesta es sencilla: Hay que impugnar el valor catastral. La impugnación de los valores es una cuestión compleja que ha ido evolucionando a la largo del tiempo. En un principio, el Tribunal Supremo determinó que lo que había que impugnar eran las ponencias de valores, al ser actos administrativos. Si no se impugnaban las ponencias de valores, el valor catastral devenía firme y no se podía impugnar. En el mismo sentido se venían pronunciando los órganos económico-administrativos. Esta situación cambió y el Tribunal Supremo señaló con posterioridad que el momento de impugnar los valores catastrales no era con ocasión de la publicación de la ponencia de valores, sino en el momento de la notificación individualizada de los valores catastrales a los contribuyentes. En ese momento, podían impugnarse los valores ante la Dirección General del Catastro, acompañando el correspondiente informe pericial para acreditar que ese valor catastral no es conforme con el valor de mercado de los inmuebles. Los órganos económico-administrativos han acogido esta jurisprudencia del Tribunal Supremo, permitiendo la impugnación de los valores catastrales en el momento de su notificación.

En definitiva, si se quiere evitar la subida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles y la de otros impuestos, habrá que impugnar en el plazo de un mes los valores catastrales en aquellos municipios donde van a subir en el año 2020.

Desde Martínez Lafuente Abogados podemos resolver cualquier duda al respecto. Contacta ahora con Martínez Lafuente Abogados para conocer más detalles sobre este y otros asuntos relacionados con el valor catastral de tu vivienda.